Ékolo - Museo del aceite (Arroniz - Navarra)

Volver a página de inicio
disminuir tamaño del texto aumentar tamaño del texto

Servicios ékolo

y también...

inicio > El Olivo: Historia

El Olivo: Historia

Botellas de aceite ecológico Detalle olivo


En el origen de los tiempos, la mitología sitúa la aparición del olivo en Atenas. Atenea, diosa de la sabiduría, para ganarse el favor del pueblo ateniense y ser reconocida como soberana, hizo brotar de una lanza este árbol sagrado, y a continuación sentenció:

".. no solo sus frutos serán buenos para comer, sino que de ellos se obtendrá un líquido extraordinario, el cual servirá para alimento de los hombres y para alivio de sus heridas".

Así, gracias a la creación del olivo, un jurado compuesto por doce dioses confirió a Atenea la soberanía sobre el Ática.

Tal era la importancia de este árbol en la cuna de nuestra civilización, que las leyes griegas promulgaban el destierro para quien osara arrancar más de dos olivos. El olivo era símbolo de vida, y las mujeres buscaban su sombra cuando querían engendrar.

Dejando a un lado la mitología y adentrándonos en la historia, hace más de dos milenios, fueron los romanos quienes extendieron el cultivo del olivo por las tierras de la península Ibérica, transmitiendo la veneración a estos árboles fértiles, resistentes y longevos, además de la alta estima por el caldo que se extraía de sus frutos.

Siglos más tarde, ya en el Medievo, la civilización islámica fue la encargada de aportar mejoras en las técnicas de cultivo, en la obtención del aceite y en la fabricación de recipientes para su conservación. Como muestra clara de esta influencia, quedan en la lengua castellana un gran número de vocablos procedentes de la lengua árabe relacionados con este árbol y su fruto, como aceituna, aceite, almazara, almijar, algorín o acebuche.



Ékolo · (Camino de San Andrés) · Paraje de Bigortiga · 31243 - Arroniz (Navarra)